Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevención de la violencia de género
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Veracruz, agarrando amor a las drag queens

- Aunque son pocos los antros LGBT+, foros, cafés y cantinas se abren a este tipo de shows

- Mientras en Xalapa se apuesta por lo artístico, en Veracruz Puerto son más de fiesta y antro

Max Hernndez Xalapa, Ver. 29/07/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos


Las y los veracruzanos están apostando por una forma de entretenimiento particular, uno con muchos brillos y pelucas: las drag queens.

Entendido como el acto de vestirse de mujer exaltando los rasgos femeninos de forma exagerada, las “drags” son expertas en maquillarse y dejan salir su creatividad a través de su vestimenta, unas incluso van más allá creando conceptos que las hacen sobresalir.

Del teatro a los bares a la televisión



Históricamente, los hombres ya se vestían de mujer para interpretar roles femeninos en el teatro.

En la historia de este arte escénico, es a mediados del siglo XIX, con el teatro victoriano, que la figura del drag queen comienza a figurar como un elemento dramático para mofarse de situaciones sociales o culturales. En un principio eran intervenciones de una sola escena, pero su popularización se hizo tal que el concepto se exportó al teatro americano.

La radio y la televisión fueron los grandes enemigos del teatro de variedades en los años 20 y 30, razón por la que el drag migró al cabaret, donde continuó con su enfoque cómico, pero agregando imitaciones, elemento que se volvería fundamental en los años venideros.



El drag se hizo parte del movimiento LGBT+, siendo una expresión de la identidad de género, aunque no todos quienes hacen drag, son transgénero o transexuales.

En la actualidad, las drag queen se presentan tanto en antros gay como en otros espacios donde se les permite explotar sus habilidades.

Pese a que la televisión se convirtió en un enemigo del teatro donde las drags se presentaban, la realidad es que la exposición que este medio brindó a un pequeño grupo de drags, fue suficiente para apostarle a programas de mayor presupuesto.



En los años 60 una figura icónica del drag comenzó a tomar fuerza: Divine, actriz y cantante reconocida por su participación en películas como Pink Flamingos de 1972, pero años más tarde llegaría RuPaul, quien inició en los años 90 con programas en televisión de paga, pero que gracias a su reality Rupaul’s Drag Race, el mundo ha conocido más sobre este oficio.

Lo anterior es destacable pues este programa de telerrealidad se ha vuelto una franquicia televisiva que se ha exportado a otros países como Reino Unido, España, Canadá y Países Bajos, entre otros. No obstante, en México también existen concursos para las Drag Queen, formatos que han encontrado en las redes sociales el espacio idóneo para su transmisión.

Drag Queen en México y pandemia



La escena drag es amplia en la Ciudad de México, la cantidad de antros y espacios que abren sus puertas a este estilo de entretenimiento permiten a las dragas tomar esta actividad como una forma de ingreso estable.

En Veracruz la situación es otra, pues son pocos los antros LGBT+, concentrándose más en el Puerto de Veracruz, pero esto ha orillado a los foros, cafés o cantinas a abrirse a los Show Drags.

La Tormento es una drag xalapeña que se ha presentado en diferentes puntos de la Capital del Estado y cuyas ambiciones son seguir mejorando para presentarse en otras partes de Veracruz y México. Ella se describe como una energía “guapachosa” y que le gusta un poquito el alcohol.



Verona Ladrona, por otra parte, es fundadora de la Casa Drag “The Ladronas”, de las que también son parte Titania y Flora Carrington.

Verona se describe como la mujer más segura del planeta y ha tenido la oportunidad de presentarse tanto en Xalapa como en la Ciudad de Veracruz, es ella quien observa una distinción entre el drag de ambos lugares, pues apunta que mientras en Xalapa apuestan por shows más artísticos, en el Puerto son más de fiesta y antro.

Al igual que muchos sectores, la pandemia afectó a las dragas, el cierre de los antros cortó su principal fuente de ingreso, pero eso no las detuvo, ya que fue gracias a espacios alternativos que pudieron regresar a los escenarios, aunque de una forma diferente, pues la presentación de una obra teatral involucra una preparación diferente a la que exige un show en algún centro nocturno.



Un mercado en crecimiento

La introducción de conceptos del entretenimiento involucran una fase de adaptación, la sociedad debe probar y analizar si este “nuevo” producto es de su agrado y parece que en Veracruz, las Drag Queens son del agrado de muchos y no sólo en los antros. Como se describió líneas arriba, inició en el teatro y parece que en este espacio aún sigue siendo bien recibido.

Por el momento es el Puerto de Veracruz donde se concentran más lugares nocturnos que brindan trabajo a este sector, pero al funcionar y atraer a un público nutrido, no sería de sorprenderse que tras la pandemia más espacios estén dispuestos a apostar por un show lleno de brillantina de pelucas.