Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevención de la violencia de género
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Si estrategia de seguridad no funciona, la 4T debe cambiarla: Iglesia

Diócesis de Orizaba advirtió que el país sigue sufriendo por secuestros y extorsiones

Lissette Hernndez Orizaba, Ver. 01/08/2021

alcalorpolitico.com

La estrategia actual de seguridad no permite ver con claridad la pacificación de las comunidades, indicó el vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez, quien dijo que es bien sabido la existencia de regiones en el país de las cuales parece que se ha apoderado la delincuencia.

Destacó que hay que ver en primer lugar cómo está la situación de México, pues continúan los eventos de violencia donde siguen sufriendo muchas personas.



"La gente está sufriendo a causa de la extorsión, el secuestro, sigue algunas actividades que afectan el desarrollo de las empresas, los comercios, la integridad de las personas, por eso es que como toda institución, debe de haber un replanteamiento de sus estrategias.

"Se ha criticado regímenes anteriores por las estrategias que se tuvieron en el combate a la delincuencia, pero ciertamente la estrategia actual no permite ver con claridad la pacificación de las comunidades. Como sabemos, hay regiones incluso en el país de los cuales parecen que se apoderado la delincuencia y ante esto queda revisar la estrategia, evaluar si está dando resultados".

Pero si no está dando resultados, dijo que como lo demanda la comunidad también cambiar, aunque acentuó que hay lineamientos claros como las leyes en los códigos penales que indican cómo se debe de proceder ante ciertas circunstancias.



"Creemos que las instituciones de seguridad tiene la capacidad para poder responder a esta demanda de la población. Confiamos que una institución se puede revisar y puede cambiar la estrategia si esta no está funcionando".

El humano es “desechable”

Por su parte, el obispo de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, crítico a aquellos que se unen para acabar con la vida de otro, y con ello abonar a una cultura en donde se piensa que el ser humano es desechable.

El prelado acentuó que hay una falta de respeto a la vida, "esa manera como muchas personas se organizan para arrebatar la vida de otro, para lastimarlo, para extorsionarlo, además de que no se aplica la ley, en el fondo hay una carencia tremenda del valor de la vida, del sentido de la vida, por eso quien hace el mal a otro sabe que en cualquier momento le puede tocar a él y ser desechado".

Indicó que Dios anima a que valoremos la vida y que tenga sentido la existencia, y esto "es gracias al encuentro con Jesús quien nos alimenta, es el pan vivo Cristo".

Durante la homilía de este domingo dijo que vivimos en una sociedad donde todo es pasajero, desechable.

"Hoy las cosas son, mañana ya no, en todo lo vemos, todas esas cosas de la contaminación, gastos de consumo, problemas de pesticidas, plásticos que le hacen tanto daño a la naturaleza, tantos aparatos electrónicos, que cada día son superados por uno nuevo".

Todas esas cosas, añadió, son tan pasajeras a veces y hacen pensar que nosotros también somos pasajeros, perecederos que no tenemos un valor y para muchos somos desechables.

"Se van creando leyes que el que te estorba deshazte de él porque es un estorbo, de muchas maneras se hace, por eso hermanos a veces pensamos que también somos desechables nosotros".